Cómo manejar el presupuesto en un viaje

¿Dólares o euros? ¿Qué tarjetas me llevo? ¿Dónde guardo el dinero?
Para ahorrar el dinero que necesitamos para salir de viaje, renunciamos a muchas cosas y es normal que estemos preocupados de cómo manejarlo durante el viaje. No somos unos gurús de la economía, pero durante la vuelta al mundo hemos aprendido algunos truquillos que pueden ser útiles. Hemos pensado ponerlos negro sobre blanco… a lo mejor te podrán ayudar en tu próximo viaje.

¿Cómo me llevo el dinero?

Es primordial optimizar nuestra forma de conseguir el dinero con el cual pagaremos.

Tarjeta(s) de débito con buenas condiciones bancarias

Cuando viajamos, la opción de llevar mucho dinero al contado con nosotros (en dólares por ejemplo) y siempre cambiarlos es demasiado arriesgado y económicamente, ni es la mejor opción. En la mayoría de nuestros países hay bancos que ofrecen tarjetas de débito que nos permiten sacar dinero en el extranjero sin muchas comisiones. Es imprescindible conseguir como mínimo una tarjeta de este tipo ya que esta será nuestra fuente principal de dinero durante el viaje.

Más tarjetas

Por supuesto no todas las tarjetas de débito funcionan en todos los cajeros. Mejor tener por lo menos dos tarjetas y si es posible de diferentes circuitos (Visa y MasterCard) para tener la máxima flexibilidad en este asunto.

Tarjetas de crédito

Hay varias situaciones en las cuales no nos bastará solo la tarjeta de débito. También si por alguna razón quedamos momentáneamente sin dinero en nuestras cuentas, una tarjeta de crédito nos puede ayudar. Te aconsejamos siempre llevar dos, una Visa y una Mastercard.

Adaptar a las circunstancias la cantidad del dinero sacado

En muchos países aunque tengamos la mejor tarjeta de débito y nuestro banco no nos cobra comisión, el banco local cobra 3-4 dólares por reintegro. En estos casos tenemos que intentar sacar la cantidad más grande que nos parezca razonable. ¡Ojo no saquemos demasiado! , porque luego lo que ahorramos en comisiones, lo perdemos con el tipo de cambio que nos aplicarán al cambiar el dinero que sobrará en otra moneda.

¿Dólares?

Va bien tener tarjetas, pero siempre puede pasar que nos encontramos en algún lugar donde no hay cajeros o los que hay no funcionan. Para estos casos habrá que tener algo de dinero con nosotros, guardado en un sitio bien protegido (la riñonera es probablemente la mejor opción).

¡Controla el cambio de moneda!

Mochileando nos ocurre muchas veces que pasamos bastante tiempo en un país donde el cambio de divisa puede fluctuar considerablemente. Para evitar dolores de cabeza, no nos cuesta nada mirar una página tipo http://www.xe.com/ (su versión para Smartphone es aún más práctica) para ver un gráfico del cambio de moneda en los últimos meses. Así evitaremos sacar un montón de dinero justo cuando el tipo de cambio está mal.

¡Estima los gastos y contrólalos!

Aunque es difícil prever los gastos con mucha precisión, es aconsejable marcar un presupuesto diario en cada país que visitamos. Mientras preparamos el viaje, leyendo guías y blogs, nos vendrán algunas ideas sobre los gastos que nos esperan y eso será un buen punto de referencia para decidir el budget diario. Ya te podemos decir de experiencia que rellenar una hoja de gastos en Excel no cuesta nada (3 minutos al día) y te hace sentir más cómodo a la hora de controlar tu situación económica. Obviamente eso no significa que si salimos del presupuesto, luego no tengamos que comer durante días para volver a entrar; pero es una buena forma de control y se desarrolla cierta disciplina sobre lo que puedes y no puedes permitir durante el viaje.

¿Dónde guardo el dinero y las tarjetas?

Otro punto fundamental es guardar el dinero y las tarjetas en un lugar seguro. Como ya mencionamos antes, la riñonera es un lugar muy bueno y tendría que venir con nosotros todo el tiempo. ¿Y si nos roban? Bueno te aconsejamos guardar una parte del dinero en la riñonera y el resto escondido dentro la mochila entre la ropa más al fondo posible.
¿Y si no tenemos ganas de llevar la riñonera todo el tiempo? Bueno la podemos esconder siempre en la mochila entre la ropa, pero en este caso lo más lejos posible del resto del dinero. Hay que cuidar el dinero SIEMPRE aunque estemos en habitación privada.

¿Te ha gustado este post?

¿Qué esperas para ponerlo en práctica y aplicar a uno de nuestros programas de voluntariado internacional?

Mira los programas aquí:

¡Sé un Chapín Por Latinoamérica!

Deja tu comentario!