Guatemala significó mi mejor aventura

Mi Proyecto fue en la ONG: Brazos Amorosos por medio de ADEGUA. fue un voluntariado en el campo directamente con personas locales. Lo he dicho todo, no hay nada mejor que conocer la cultura y trabajar con gente de su lugar, que sabe los secretos de la vida y van despertando curiosidad en cada hilo que tejen, te adoptan de una manera que sentís que lo estas haciendo bien.

Ayudando y trabajando codo a codo, convivir y sentir con ellos descubrir las cosas que nos hacen diferentes y a la vez tan similares.

¿Que aprendí?

Más allá de la experiencia ganada dentro del proyecto, fue personal, un crecimiento espiritual increíble, la conexión con las personas que te rodean, a sentir, a saborear y querer comer el mundo, aprendí que no se necesita mucho para ser libre, que todo es mental y más importante a no tener miedo, y romper prejuicios a cerca de lo desconocido.

¿Por qué recomendaría a alguien ir a Guatemala?

¿Por donde empezar? mmmm… su hermosa gente, sus sabores, sus aromas, sus paisajes, esa esencia que te trae recuerdos de infancia, el poder contemplar cada milímetro de su historia, de su cultura, son solo algunas razones por las que recomiendo a alguien que se este encontrando poder viajar a un lugar tan místico, como lo llaman “Guatemaya”. en esencia, es mágico.

Lo que más extraño

Sus coloridos chicken buses, sus imponentes paisajes, su espiritualidad y cercanía con la naturaleza, su colorida cultura, mis largas caminatas, mis recorridos en bicicleta y sobretodo, extraño a cada una de las personas que no hay día que no piense en ellas, que conocí y tuve la gracia de impactar en alguna manera.
….. lo extraño todo.

Es cuestión personal que uno decida hacer de su voluntariado la mejor o la peor experiencia. ¡Está en tus manos! vivir la vida al máximo, dejarse ser. #WelcomeToGuatema

Artículo escrito por: Xenia Esmeralda Cruz Figueroa Voluntaria Global de El Salvador que hizo su intercambio en la ONG ADEGUA.

Deja tu comentario!