Fue una experiencia muy satisfactoria

Fue una experiencia muy satisfactoria porque pude compartir con niños de escasos recursos , realizando actividades lúdicas, así mismo compartir las culturas de mi país y las de Colombia, también pude aprender de la humildad de los niños de Santa Marta pues porque a pesar de no tener muchos recursos hacían lo posible de llegar al lugar donde se realizaban las actividades y siempre estaban ansiosos a lo que se iba a llevar a cabo.

El mayor reto fue el hecho de irme sola a otro país en donde no conocía a las personas, costumbres y el tipo de cambio, sin embargo esta experiencia me hizo crecer interiormente y cambiaron muchos pensamientos que tenia como el de ser más humilde con las personas, ser tolerante, valorar los esfuerzos de los demás, aceptar a los otros tal y como son.

Recomiendo ser un voluntario global porque te da la oportunidad de poder convivir con otras personas de diferentes culturas, diversas costumbres y aprendemos a potencializar el liderazgo, así mismo te da la oportunidad de ver las cosas desde otra perspectiva, saliendo de nuestra zona de confort, llevando un concepto de nuestro país Guatemala a otro país diferente.

Fue lindo compartir con personas que sin conocerte abrieron las puertas de sus casas para que convivieras con ellos y encariñarte mucho con estas personas que al final se vuelven parte de tu familia.

Artículo escrito por: Ana del Rosario Godínez, estudiante de la Universidad del Valle y fue Voluntaria Global en Colombia.

Deja tu comentario!