Voluntario Global

¡6 semanas inolvidables!

 

 

Mi nombre es Juan José Castillo, tengo 23 años, guatemalteco nacido en Quetzaltenango y aquí les va un poco de mi historia en Brasil:

 

Tomé la decisión de realizar un voluntariado con AIESEC al ver un anuncio invitando a formar parte de una experiencia global, al conocer sus objetivos se me hizo mucho más fácil tomar la decisión de irme con ellos a vivir una experiencia que en definitiva me iba a cambiar la vida. Teniendo la oportunidad en mano, aplique a un voluntariado en Limeira, SP, Brasil. Siendo éste un país que siempre quise conocer por su diversa cultura. Con la emoción en su máximo esplendor por conocer este gran país, fui aceptado.

 

Gira Mundo fue el proyecto que me acogió durante 6 semanas, me tocaba estar trabajando con niños y adolescentes de distintas ONG’s con base en objetivos de desarrollo sostenibles como educación de calidad. Fui a enseñarles a cómo y qué hacer para mejorar la problemática mundial; desarrollando liderazgo, creatividad, trabajo en equipo y habilidades de organización.

 

 

Voluntario Global

Me fui sin saber nada de portugués. Creí que iba a ser mucho más fácil de entender y que me entendieran, pero no fue así. Me sentí muy desubicado al llegar al aeropuerto, no conocía nada, no hablan mi idioma y no tenía cómo comunicarme con los miembros de AIESEC en Limeira. Por suerte no tuve ninguna complicación, ya que a todos los que preguntaba me brindaban ayuda y pude ubicarme. Desde ese momento me vi en la necesidad de empezar a desarrollar cualidades como “SOLUTION ORIENTED”, al relacionarme con las personas que podía para conseguir información y poder lograr tomar los buses que me llevarían a mi destino en la estación correcta.

 

Tuve la oportunidad de trabajar con personas de todas partes del mundo: México, Peru, Colombia, Hong Kong, Francia, Turquía y Eslovaquia. Todos formábamos parte del mismo equipo y buscábamos ser la diferencia para todos los niños que, en cierto modo, necesitaban de nosotros. Lo único en contra era el idioma, pues los niños apenas y nos entendían, pero con señas y jugando con palabras logramos entendernos y poder hacerles llegar los mensajes que teníamos para ellos.
Conocí varias “host families”, pues solían invitarnos a varios de los voluntarios para convivir con ellos y poder intercambiar nuestras culturas. Todas las que conocí nos dieron buenos tratos y nos hacían sentir como parte de su familia. Al principio creí que iba a ser mejor vivir con una familia, pero no puedo estar más agradecido por haberme escogido pasar mis 6 semanas en una casa con puros estudiantes. Cada vez que regresaba de la ONG no esperaba por convivir con los 15 amigos que hice en la República Ross Galaxy.

 

Voluntario Global

 

Pasé increíbles momentos tanto en las ONG’s con los niños como en mi host con todos en la República. Cada que conocía a alguien y sabían que era de fuera me daban buenos tratos y hacían sentir como en casa. No puedo estar más que agradecido con cada persona y amigos que conocí y conviví en Sao Paulo, Río de Janeiro, Santos y en especial, Limeira. Rompí varios estereotipos sobre Brasil y su cultura, viajar es la mejor manera de conocer y aprender.

 

No puedo estar más que agradecido con esta gran oportunidad que se me presentó en la vida, con AIESEC en URL por permitirme realizar esta experiencia que en definitiva la recomiendo a cada persona, para que puedan salir de su zona de confort. Además de ser muy enriquecedora, pues los valores que se trabajan en AIESEC te ayudan a querer seguir siendo una gran persona, ayudar a los demás y hacer la diferencia en el mundo.

 

Juan José Castillo

Voluntario en Brasil

Deja tu comentario!